Print

Por José Cheo Cruz

 

Ha sido puesto en evidencia la existencia de una nueva nación llamada Shatzlalandia. En esa nación conviven políticos derrotados y de poca monta, esposos, familiares, acólitos y allegados al presidente del Senado, Tommy Rivera Schatz. En esta nueva nación también hay una “nominilla” que asciende a cientos de miles de dólares con cargo al erario público que pagamos usted y yo.

 

La gran mayoría de estos son empleados que hacen un ejercicio de un “face to face” durante los días 15 y 30 de cada mes para recoger sus cheques. Mientras tanto usted primero se topa con “Bigfoot” qué con uno de ellos laborando allí, dónde se supone que estén. Estos empleados son los espalderos políticos que le preparan el terreno y las avanzadas políticas al presidente del Senado y sus lugartenientes en faenas estrictamente políticas que no guardan ningún fin público.

 

Desde hace tiempo los presidentes del Senado y la cámara, han incurrido en la mala costumbre y la jaybería de crear esas trincheras políticas con nombres rebuscados cómo Oficinas Regionales en Asuntos Gubernamentales y cómo dice el refrán el nombre no hace la cosa. Allí se emplean a una camadilla conformadas por excandidatos políticos y cohetes quemados, familiares y espalderos políticos que son dóciles e incondicionales y que le cargan las maletas al presidente y otros “Honorables” Senadores y Representantes. Ya es tiempo que alguien le ponga coto a esta deshonrosa práctica dónde todos estos “Schatzlatanes” desangran y se comen parte del presupuesto, mientras unas atletas que van a representar a Puerto Rico como Adriana Diaz y Melani Diaz, se les niega la ayuda y tienen que acudir a otros medios para poder competir.  Así NO se puede hacer Patria, ni mucho menos sudarla. #fueralabusconeria. #Schatzlandia