Print

Por Jose Cheo Cruz

 

Nuestras fuentes nos informan que esta pasada semana, se llevó a cabo una reunión en La Casona de Rio Grande, donde estuvieron presentes el presidente del PPD y personal de la Presidencia de la Asociación de Alcaldes. Esta reunión había sido convocada por el alcalde de Rio Grande junto al presidente del PPD, Héctor Ferrer para atender el asunto del impasse con la Legislatura Municipal y los 8 magníficos y así tratar de limar asperezas entre la Asamblea Municipal y el alcalde Angel (Boris) Gonzáles. Dicen que al llegar allí el presidente del PPD, fue enterado de todas las cosas que quería hacer el alcalde fuera de ley y por encima del mandato de la asamblea Municipal sin contar con su anuencia. Al ser confrontado y pedirle cuentas al alcalde, surgió un desacuerdo muy fuerte entre ambos, en la que el presidente del PPD, finalmente salió de allí molesto porque, el alcalde, falló en su poder de convocatoria para establecer el quorum necesario para que se pudiera hacer válido cualquier acuerdo adoptado.

 

Allí no se hicieron presentes los ocho (8) Legisladores Los Magníficos que el alcalde quiere freír y aniquilar porque ellos no responden incondicionalmente a sus alocados caprichos y ejercicios de prepotencia y altivez en administrar la cosa pública de una forma irresponsable. Este alcalde está obstinado y empecinado en violar la ley, aun cuando su propio partido se lo ha advertido. Tal parece que aprendió mucho y fue un discípulo muy avezado. Para que tengan una idea de lo que se trata a la alcaldesa Lorna Soto, la Oficina del Contralor, le señalo transacciones de transferencias de fondos, que fueron efectuadas sin la autorización de la asamblea municipal, lo cual es una clara violación de ley.

 

Así están las cosas en Rio Grande, la tierra de los para’os que siguen enangosta’os ante los abusos y atropellos de este alcalde psicópata y vengativo que se semeja y se comporta como un elefante salvaje metido en una lujosa tienda de fina cristalería.