Caso VS Manny Suarez

Importante

Moción de reconsideracion de Jose Cheo Cruz ante el tribunal de hato rey contra la federación de béisbol de Puerto Rico. LEER

Servicios

  • Creación de páginas web
  • Tu Radio por Internet
  • Tu TV Por Internet

Llama a los teléfonos: (787)967-4128 y (401) 400-5857

Carlos

Envía tus notas

Envíanos por correo las notas que hagas para poderlas publicas en este portal.

Da clic en la sección de contacto

Por José Cheo Cruz 

 

Los atasques virulentos de parte de Thomas Rivera Schatz y sus secuaces de la corruptela que vivimos hoy día en Puerto Rico,  contra dos periodistas investigativos como J. Fonseca y su compañera Ivette Sosa de Telemundo, este caso no es más que un acto bochornoso y una forma de creerse vacas sagradas que atenta contra la libertad de expresión y es un acto inconstitucional , y al igual que varios otros líderes políticos, alcaldes corruptos usan la persecución , la mansilla personal a periodistas cuando le sacan sus inconductas a la luz pública cuando Thomas Rivera schatz ha defendido a cuanto corrupto a aparecido, porque aquí si no son los Federales nadie descubre nada, el estado, entiéndase el Departamento de Justicias, el FEI ni Ética gubernamental nada hacen contra la corrupción, no protegen sus testigo ni colaboradores y solo hacen  aguajes y súmele que tenemos una caterva de jueces que solo les importa sus posiciones, respaldan a los corruptos y van contra los que denunciamos sus actos, esa es la historia del Puerto Rico de Hoy..

Pese a que en Puerto Rico debe predominar, en sentido general, un clima de respeto a la libertad de prensa, a la libertad de expresión siempre los jueces le hacen el coro a los líderes que los nombran protegiendo sus posiciones, sus bolsillos y su comida y al pueblo que se lo lleve el diablo, no cabe duda que se hacen patentes actitudes que manchan, ensombrecen o ponen en entredicho esta ganancia de la democracia ahí no son estadistas na’ porque Estados Unidos ha residenciado y metido a la cárceles a presidentes, Legisladores y Gobernadores.

Aun cuando no hay políticas de Estado ni leyes expresamente dirigidas a limitar, poner cortapisas o censuras previas al trabajo de los medios de comunicación, los periodistas no están exentos de riesgos y daños directos en el cotidiano ejercicio de su deber, las amenazas sacando y escarbando como el caso contra J Fonseca, que Allegados al alcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, contrataron a investigadores privados para que investigaran a la periodista de Telenoticias Ivette Sosa. De hecho, tienen investigadores que actualmente siguen a Sosa y también a Jay Fonseca. donde los lambe ojos de programas faranduleros responden a la paga por debajo de la mesa que le dan los corruptos de este país, Como Dando Candela y Eliecer Ramos que fue empleado del PNP en la Cámara de Representante y es un bochorno al periodismo serio de este país.

Hay gente que se cree con derecho para atropellar o “negrear” a los periodistas porque los ven como unos intrusos o necios, ya que en la búsqueda de la noticia estos despliegan todas sus capacidades para lograr una entrevista o una buena gráfica o video de algún evento que luego reportan a toda la sociedad.

Así se comportan los reporteros en todo el mundo. Sus formas e insistencias en obtener la noticia enfadan a muchos que llegan al extremo de bloquearlos, agredirlos verbal y físicamente y hasta despojarlos de sus equipos, acusándolo y buscando leyes de asecho  ignorando que la misión y responsabilidad del periodista serio no el amarillista no les deja otros caminos que sacar a flote la verdad, cual que sea la circunstancia y no importándole quien o quienes estén envuelto su única misión ha sido la de defender al pueblo y eso es lo que venimos haciendo al igual que J Fonseca.

Año tras año, en los balances que hace la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) sobre el estado de la libertad de prensa en puerto Rico y Latino América, estos episodios de agresión figuran como recurrentes, lo que indica que aún persisten formas de irrespeto y de intolerancia a la labor del periodista en Puerto Rico.

Mayormente ocurre con los lambe ojos buscones de funcionarios o políticos, que extreman el celo de su vigilancia y llegan a ejercer injustificada violencia física y verbal contra periodistas y reporteros pacíficos, bien conocidos en el medio, solo para que sus jefes vean que están fajados en su tarea de protección y justificar lo que se roban del erario público.

Lo penoso es que tales actos quedan impunes constituyéndose en un incentivo a la reincidencia y que tengamos jueces que pretendan ignorar la primera enmienda de la Constitución Federal, la libertad de prensa y el derecho libre a discernir.

Sin embargo, esos espalderos no actúan de igual forma cuando los jefes se mueven entre la gente común y corriente de los barrios o los campos buscando votos, abrazando pobres o entregando dádivas, donde sí es posible que los riesgos a su integridad sean mayores que cuando lidien frente a los periodistas, sometiéndose al ineludible deber de rendir cuentas de sus actos a la sociedad.

Los periodistas son profesionales que representan el ejercicio y la garantía de una libertad tan sagrada como la de la información y por tanto merecen ser respetados en su dignidad y en su propia condición de ciudadanos, un tanto privilegiados porque la sociedad los tiene como sus interlocutores frente al poder avasallante como el que despliega Thomas Rivera Schatz el nuevo dictadorcito Fascista de Puerto Rico, que ha respaldado a todos los corruptos en los últimos 12 años de la vida política de Puerto Rico.

Radio Online

Co-Workers

Twitter

Facebook

RSS2

Who's Online 

We have 12 guests and no members online

Newsletter

Template Settings
Select color sample for all parameters
Red Green Blue Gray
Background Color
Text Color
Google Font
Body Font-size
Body Font-family
Scroll to top