Print

Por José Cheo Cruz

 

Muchos son los empleados municipales de Rio Grande que nos han llamado para manifestarnos sus disgustos y sus decepciones con el Alcalde, Ángel (Boris) Gonzales, quien le ha extendido nombramientos en el servicio de carrera solo a un selecto grupito de empleados, y creo una plaza de confianza para una prima de el, sin estar en el plan de retribución y sin dispensa de ética gubernamental, nombro en propiedad permanente a Ramsés Ramírez Berrios como oficial de manejo de Emergencias y a Cristian Miranda Caratini el Hijo de Carmen Delia Caratini, Legisladora municipal, como investigador  de vivienda ,dejando a cientos de ellos en la inopia , gente con muchísimos años de servicios y que habían estado desde Eduard Rivera Correa y eso ha creado un malestar general y un  pandemónium,  las llamadas llueven a la redacción , el coraje es evidente y han empezado a darnos informaciones confidenciales muy delicadas que por ahora no discutiremos, sino en su momento.

 

Se supone que para nombrar a un empleado a un puesto de carrera se haga en cumplimiento de la Ley de Personal. Para ello debe existir un registro de elegibles activo de empleados que han sido evaluados y depurados en términos de que sean los más aptos y capacitados para ejercer las funciones que se requieran en los puestos a desempeñar. 

 

Pero en Rio Grande, siempre se han hecho a la trágala y no se respetan las leyes que caen en letra muerta y el Alcalde Ángel Boris González, que es la Autoridad Nominadora, todo lo hace exhibiendo sus dotes de mezquindad política.  A la hora de extender esos nombramientos los únicos méritos que se requieren de acurdo a Boris,  son los de haber trabajado en colegios y haber caminado y participado en las jaranas políticas. Se dice que los nombrado son personas que no tienen los mínimos requisitos en ley y se han nombrado por acuerdos y componendas políticas desde que él lo impusieron en las primarias internas los pocos delegados de Rio Grande dentro del PPD. Pero sin duda que hay mucho disgusto con el Alcalde, que constantemente está cacareando y actuando como un afrentoso que manda allí , alardea de ser el alcalde y hace lo que le venga en gana.

 

Por otro lado, nos informan que el pasado sábado la avanzada del Alcalde, encabezada por la primera dama, estaban en una caminata por el Bo. Guzmán Arriba y unos diez (10) miembros de esa avanzada incluyéndola a ella, se envenenaron al comer una semilla que germina de la planta de tártago. Como resultado esas personas tuvieron que recibir atención médica en el Hospital de Rio Grande y otra tuvo que ser referida al Hospital de Área de Carolina. 

 

Nos informan que estaban aplata’os y las diarreas coladas pintaron toda la carretera 956. Esto demuestra la falta de capacidad y la imprudencia de esos personajes que acompañan al Alcalde de Rio Grande en sus actividades, quienes deben de tener un cerebro de mosquito para comer de esa planta silvestre, y así a lo loco. Pero a eso son los que nombran después, no importa quien esté más capacitado. 

 

También recientemente, retratamos y reportamos en las redes sociales que la Unidad GM-9746, asignada a la Policía Municipal, estaba en un taller de mecánica en Carolina. Miren si teníamos razón que la misma fue removida inmediatamente del lugar, en un esfuerzo de evitar se sepa la verdad y el escándalo de marca mayor en cuanto a la crisis administrativa que hay en ese municipio que hoy esta al garete y acéfalo de dirección.

 

Según digo una cosa, digo otra y es que también he recibido desde llamadas amenazantes y de censura y hasta me han ofrecido una “Parcela” con tal de que me calle la boca, por parte de la primera Dama, pero a mí no me compra nadie mi conciencia para acallar y silenciar mi voz con “Parcelas” mal habidas. Si los que me ofrecen una “Parcela” si esos son sus valores y esos son sus principios, allá ellos. Si en sus borracheras de poder creen ser superiores a nadie y que eso les da derecho a comprar conciencias y principios, sigan recostados de ese palo. ¡Qué mal les va! … están extremadamente nerviosos y sensitivos y han demostrado que tienen el cuero de piel de cebolla. No pueden canalizar, ni mucho menos resistir el peso de la verdad, monda y lironda. Seguiremos fiscalizando y estaremos atentos al pie del cañón, le guste a quien no le guste, sean Rojos o Azules en la redacción de Impacto del Noreste.